Aplicaciones en la Nube , un gran salto en la forma de trabajar de las empresas

Millones de usuarios de todo el mundo utilizan a diario servicios online, debido a su gratuidad, sencillez de uso y conectividad.

Cuando hablamos de aplicaciones en la nube nos referimos a aquellas aplicaciones a las que puedes acceder a través de Internet en cualquier momento, lugar y desde cualquier dispositivo y que almacenan la información y el contenido sobre el que trabajas de manera online.

Hoy la nube, ha superado ya su período de prueba demostrando ser una de las herramientas que mayor valor aporta a las empresas y, también, dicho sea de paso, a las Administraciones Públicas. En estos momentos, se priorizan otros aspectos de la nube como los relacionados con la movilidad, la seguridad o la flexibilidad para afirmar ahora que sin ella, el proceso de modernización digital en el que ya está sumida la sociedad entera, sería sencillamente, inviable.

 

ERP y la nube ¿Juntos o separados?

 

En el caso concreto de las soluciones ERP, se puede decir que las aplicaciones en la nube impulsan el crecimiento de las organizaciones que los utilizan al simplificar, estandarizar y automatizar procesos de negocio complejos de una manera rápida y segura, multiplicando con ello, sus oportunidades de mejorar y la gestión interna de la organización. Los directivos, financieros y contables, pero también los tecnológicos, han interiorizado ya el valor que aportan estas facilidades para hacer de una empresa una gran “máquina registradora”, entendida esta expresión, en su sentido más literal posible. Es decir, una organización en la que cualquier dato quedará registrado y podrá ser analizado y comparado para facilitar la toma de decisiones.

Y sí, esto es lo que hace un ERP tradicional. En el funcionamiento del mismo, no tiene nada que ver el hecho de tratarse de una aplicación que funcione en la nube, o una herramienta que haya sido adquirida e implantada en los servidores de la propia organización.

Lo que sí hace diferente uno de otro es que la nube otorga el poder a los empleados para acceder y analizar cualquier información, incluso cuando no estén en la oficina. Es decir, impacta directamente sobre las políticas de movilidad de las organizaciones, pero también, sobre la capacidad de dotar a sus empleados de mayor autonomía y libertad para desempeñar sus funciones. Y, además, les permite colaborar de una manera más proactiva tanto con sus compañeros como con miembros de otros departamentos. Y, en definitiva, permite orientar la inversión, o mejor dicho la aplicación de la tecnología de un modo más preciso, concretando qué soluciones son necesarias para desempeñar qué tareas.

 

Por otro lado, también hay que tener en cuenta las ventajas de externalizar el servicio de almacenamiento en la nube:

  • No existe inversión en CPD´s
  • Disminución de costes de energía
  • No hace falta contratar personal cualificado para el mantenimiento de los CPD´s
  • Garantía de seguridad que te ofrece una empresa especializada

 

By | 2017-11-30T10:36:33+00:00 mayo 31st, 2016|Ingesit, Mundo Tech, Soluciones Tecnológicas|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies